PRESENTACIÓN

En el año 2004 nuestro país inicio una  lucha contra una lacra social de la que hasta entonces constaba trabajo hablar. La Ley 1/2004 fue pionera y referente  para otros países de nuestro entorno.

Comenzó a forjarse una estructura de protección integral contra la violencia de género que siempre fue ambiciosa y transversal: sanidad; justicia; ámbito laboral ; ámbito social ; educación…

En este viaje que emprendimos en el 2004 pronto se detectaron importantes carencias: los niños resultaban desprotegidos, siendo tan solo considerados testigos y no se tenían en cuanta situaciones de violencia contra las mujeres  que no eran ejercidas por sus parejas o exparejas.

La violencia de género debe ser entendida como cualquier forma de violencia que la mujer sufre solo por el hecho de ser mujer, en una sociedad construida de manera desigual con un papel dominante del hombre.

La mujer sufre desde tiempos ancestrales, y casi siempre en silencio y sin posibilidad de defensa formas de violencia graves algunas atávicas y ancestrales y otras nuevas y si cabe mas agresivas.

Las agresiones sexuales, la mutilación genital femenina; la trata de mujeres; la explotación sexual………

Estos tipos de violencia contra la mujer  no son ejercidas generalmente por sus parejas , por eso debemos seguir luchando por leyes que las incluyan y por dar protección integral  a las víctimas.

Hemos querido enfocar estas jornadas en las VÍCTIMAS ESPECIALMENTE VULNERABLES por dos razones: primero por que a la condición de mujeres victimas de violencia se une alguna condición personal  que las hace especialmente sensibles y segundo por que  en muchas ocasiones estos tipos de violencia se hace aun mas oculta por la dificultad que estas mujeres tiene para solicitar ayuda.

Hoy ya  reconocemos formas de violencia que antes  eran innominables; debemos reconocer también a las VICTIMAS ESPECIALMENTE VULNERABLES : victimas de explotación sexual; emigrantes ; ancianas; mujeres con patología mental ; niñas con trastornos en el desarrollo…..

Les debemos a todas ellas la comprensión de su situación de vulnerabilidad social, y sobre todo su reconocimiento y apoyo ya que su doble situación de ser mujer y vulnerable socialmente hacen que nos necesiten mas.

María José Meilán Ramos
Directora del Instituto de Medicina Legal de Las Palmas

INSTITUTO DE MEDICINA LEGAL 2021